Enero  5 de 2012

Gobernabilidad de TI vs. Gobernabilidad de BI

María Esther Ordóñez O.

María Esther Ordóñez O.

 

De manera general, Gobernabilidad de TI (Tecnologías de Información), puede definirse como un subconjunto  de la Gobernabilidad Corporativa, centrado en la alineación de los objetivos del área de tecnología y los objetivos del negocio, con  el fin último de obtener el máximo valor para el negocio, mediante el desarrollo y mantenimiento de controles y mediciones efectivas sobre TI, y aplicando gestión de desempeño y gestión del riesgo.

Sin embargo, la aplicación directa de los principios de Gobernabilidad de TI a los procesos de inteligencia de negocio (BI), ha demostrado no ofrecer los resultados esperados por las varias razones.

En primer lugar, hacen demasiado énfasis en el componente tecnológico descuidando el componente de información y el componente humano; así al ser el proceso de BI una responsabilidad conjunta de las áreas de negocio y de tecnología, debe estar soportado en prioridades, acuerdos y en un leguaje  común, que necesariamente parten del negocio; además, las habilidades de las personas y sus relaciones son fundamentales y claramente la efectividad en el uso de información, depende de cómo el recurso humano percibe, representa y comunica el conocimiento; la tecnología es habilitadora, pero  por sí misma y de manera independiente, rara vez mejora el uso del conocimiento como tal.

Por otra lado, los principios de gobernabilidad de TI tienden a utilizar estructuración a todo nivel, como un mecanismo para manejar complejidad, mientras que el proceso de toma de decisión es, en el mejor de los casos, semi-estructurado; el resultado es rigidez y encasillamiento del proceso de toma de decisiones.

En general, al hablar de Gobernabilidad de TI y de Gobernabilidad de Datos, se hace referencia a organigramas, funciones, calidad de información, reglas,  procedimientos y tecnologías de gestión de datos; aunque son éstos mecanismos válidos y fundamentales de gobierno, la naturaleza misma de BI obliga a considerar otro punto de vista; así, más que enfocarse en  la base de la pirámide (técnicas, herramientas, tareas de BI o de gestión de información), es necesario establecer un esquema de gobernabilidad que, partiendo de una visión corporativa del  negocio, se enfoque en promover el liderazgo de la organización en su entorno, mejore los procesos y genere valor.

Gobernabilidad de BI es entonces,  el proceso de toma de decisión y vigilancia que prioriza las inversiones, asigna recursos y monitorea los resultados, con el fin de asegurar que el Programa de Inteligencia de Negocio está alineado con los objetivos corporativos, produce las acciones y comportamientos de negocio deseados y crea valor para la organización. Es propiedad conjunta del área de tecnología y de las diferentes unidades de  negocio.

Gobernabilidad implica liderazgo y manejo del cambio; requiere visión, un esquema claro de comunicación, manejo de las expectativas y necesariamente mecanismos de medición.

A continuación se propone un marco de referencia para Gobernabilidad de BI:

A grandes rasgos, el marco de referencia está estructurado de la siguiente manera:

 

Principios Rectores

Son un conjunto de declaraciones que fundamentan y rigen el proceso de BI en la organización, dándole coherencia y estabilidad en el tiempo y articulando los objetivos comunes de los órganos de decisión.

Organos de Decisión

Establecen y organizan quién y cómo se lleva a cabo la orientación y toma de decisiones con relación a proceso de BI en la organización. Se proponen dos fundamentales: Comité de Gobierno de Inteligencia de Negocio (Business Intelligence Governance Comitee – BIGC) y Centro de Competencia de Inteligencia de Negocio (Business Intelligence Competency Center – BICC).

Areas de Decisión

Corresponden con los aspectos fundamentales sobre los que es necesario pronunciarse y definir un curso de acción; de manera complementaria, los derechos de decisión establecen  quiénes están mejor calificados para hacerlo.

Mecanismos de Gobierno

Son los procesos y las herramientas formales utilizadas para implementar la gobernabilidad de BI; estos mecanismos hacen que el proceso de gobernabilidad sea transparente y  permiten su medición, seguimiento y trazabilidad.

Una prioridad y propósito fundamental para el 2012, debe ser el implementar una estrategia adecuada de Gobernabilidad de BI en nuestras organizaciones, estrategia que bien diseñada y ejecutada, promoverá la generación de valor y producirá un mayor retorno sobre las inversiones realizadas.

Aprovecho para desearles a todos un muy próspero y exitoso año nuevo.

BIBLIOGRAFIA

LEONARD 2007: Beth Leonard. “Governance: A business Intelligence Best Practice”. Baseline Consulting Group – White Paper. 2007.

FERNANDEZ 2010: “Business Intelligence Governance y BICC”, Febrero de 2010.

WEBB et al, 2006: Webb, P., Pollard, C., and Ridley, G. “Attempting to define IT Governance: Wisdom or Folly” Proceedings of the 39th Hawaii International Conference on system Sciences, 2006

 

 

Share